Tipos de ensayo

mayo 24, 2017

ensayo

Hablar de ensayos dentro del campo literario es en realidad realizar una exposición de un tema  a partir de un punto de vista específico del cual necesitamos abordar desde aspectos determinados

Pero antes de comenzar, debemos reconocer los puntos más importantes como por ejemplo;

Índice del contenido()

    ¿Qué es un ensayo?

    En la actualidad, un ensayo puede ser definido como un género literario, el cual puede ser presentado mediante un texto escrito en prosa. A través de este tipo de texto se puede indagar, evaluar, explorar e interpretar un tema determinado.

    Así, un ensayo puede ser considerado como un texto escrito de absoluta seriedad, en el que el autor se enfoca en como expresar su opinión acerca de un tema en especial, basándose en sus propias análisis e investigaciones para poder ofrecer una buena argumentación sobre el mismo.

    ¿Qué características  deben presentar los ensayos?

    Entre las principales características que presentan los ensayos encontramos:

    • Es considerado un género literario, que está incluido dentro del campo de la didáctica; por eso puede presentar un matiz argumentativo. A  su vez, se relaciona con  la disertación, la epístola y la miscelánea.
    • Es un escrito que se presenta en forma de prosa, tocando un tema elegido de manera específica por el autor.
    • Por lo general se escribe con algún propósito pedagógico, o para aportar algún tipo de conocimiento dentro de algún área determinada de la academia.
    • La extensión de un ensayo puede ser variable, desde una pequeña cantidad de páginas  hasta una cantidad  de páginas necesarias para completar un libro.
    • El propósito de un ensayo es explorar acerca de un tema, el cual se convierte en el punto central del texto que se va a desarrollar; sin tener que asumir necesariamente, una postura determinada sobre el mismo.
    • Puede presentar un punto de vista con mayor o menor subjetividad, según el tipo de ensayo que se desee presentar.
    • Un ensayo es un escrito personal, ya  que en  él, el autor va a expresar su propio punto de vista acerca de un tema que previamente ha investigado y analizado.
    • Un  ensayo no presenta un tema tendencioso, así como no omite la información recibida sobre el tema asumido.
    • Al escribir un ensayo se dispone de una variedad  de recursos discursivos, entre algunos de ellos, las citas, las definiciones, los recuerdos, que le trasfieren al ensayo una perspectiva más cálida y más emocional, según sea necesario.
    • Por lo general, el estilo en que se redacta un ensayo es un estilo ameno, además de elegante o formal.
    • Cuando no se trata de un ensayo académico, puede presentar un tono libre en su exposición.

    Pero, además de las características propias de los ensayos, se hace necesario que  se reconozcan algunas de las  características internas de estos, para poder saber como podemos hacer un ensayo sin perdernos en el intento.

    Así pues, debemos saber que es necesario que en el  ensayo:

    • El tema a tratar debe ser actual.
    • No busque extenderse a todos los aspectos de un tema, solo se enfocara a un aspecto en particular de este.
    • Se presenta según fluya en la percepción del autor, por lo que no presenta una estructura rígida.
    • Presenta  una estructura flexible, debido a esto puede aceptar incisos, que deben tener (y mostrar) una intención comprobada dentro del cuerpo del ensayo.
    • Haga un llamado  a la reflexión, presente alguna sugerencia acerca de un tema en particular, o que por lo menos consiga captar el interés del lector.

    Tipos de ensayo

    A medida que ha pasado el tiempo se ha intentado clasificar el ensayo a partir de diferentes puntos de vista.

    Sin embargo, por lo general, se establecen a partir del área del conocimiento al que pertenezcan, así como también al tipo de metodología que se utilice en su escritura. De esta manera se clasifican entonces en:

    1. Ensayo argumentativo. Con  este  tipo de ensayo se busca defender  una idea o una tesis  a través de un razonamiento claro, buscando como único propósito el convencer al lector de este ensayo de la postura que defiende el autor del mismo. Por lo general estos ensayos se redactan en  un lenguaje formal pero en un estilo sencillo; las ideas de estos ensayos deben tener una relación coherente entre ellas evitándose a toda costa el presentar informaciones incompletas, aunque al mismo tiempo si hay alguna información que de alguna manera contradiga los argumentos del autor, también debe presentarse. Se  caracterizan por ser breves, aunque tratan los temas de manera profunda.
    2. Ensayo científico. Este tipo de ensayos se preparan con la finalidad de dar a conocer los resultados de algunos estudios y experimentos de tipo científico, así como presentar con detalle ante una determinada comunidad, las interpretaciones, informes, teorías obtenidas en base a sus estudios. Similar a este tipo de ensayos también se encuentran los ensayos de tipo académicos que se presentan ante otro tipo de comunidades, como las escolares intelectuales y universitarias,   en este caso, se presentan diferentes redacciones pero estas deben tener en común un estilo expositivo y formal, como por ejemplo una tesis de grado.
    3. Ensayo crítico. La característica principal de este tipo de ensayo es la libertad que presenta al momento de presentar los temas, que van dirigidos a un público en general. Sin embargo, a pesar de presentar una estructura libre, presenta un estilo formal. Para dar una mayor credibilidad a los temas se hace uso de la mayor documentación posible esto con el fin de prestar apoyo a las diferentes ideas, ideologías, opiniones y hasta reflexiones que presente el autor, lógicamente, esta documentación debe ser debidamente acompañada por elementos de tipo argumentativos y /o científicos.
    4. Ensayo filosófico, como su nombre lo indica, los temas tratados en este tipo de ensayos se caracterizan por ser de esencia filosófica, tomando en cuenta siempre un punto de vista que sea crítico y a la vez, reflexivo. Estos ensayos, al igual que los demás tipos, siempre van a expresar el pensamiento del autor.
    5. Ensayo literario: este tipo de ensayo se caracteriza porque presenta una libertad absoluta al momento de abordar el tema que haya resultado elegido por el autor. La finalidad de este tipo de ensayos es dar a conocer el pensamiento y reflexiones del autor acerca del tema que ha escogido, por lo que puede mostrarse todo lo subjetivo que desee; sin embargo el punto de vista de un ensayo siempre debe ser culto, critico, interesante y /o sensible. En este tipo de ensayos se pueden abordar temas de cualquier tipo, desde historia hasta política.

    ¿Cuáles son las partes de un ensayo?

    A pesar de que no existe una manera que sea reconocida como única para armar la estructura de un ensayo, y menos aún en el caso de  un ensayo literario (ya que en este ensayo el único que puede tomar decisiones es el autor),  siempre será posible lograr la división de un ensayo en tres partes importantes:

    • Introducción. En esta parte del ensayo se presentan los conceptos necesarios  para “abrir las  puertas” al lector y de esta manera pueda conocer el cuerpo del ensayo. Aunque existen diversas maneras de plantear la introducción de un ensayo, esta siempre debe cumplir con la finalidad de “abrir las puertas” del tema para los lectores interesados.
    • Desarrollo o nudo. Se trata del punto más importante dentro del ensayo. Es en esta parte donde se van a conseguir las ideas y perspectivas más complejas e interesantes del mismo. Cuando se trata de un ensayo de tipo académico, en esta parte se van a incluir las teorías, los resultados, el debate conceptual, etc.
    • Conclusión o cierre. En esta parte es donde se le van a presentar al lector todas las interpretaciones finales  de los aspectos ya leídos, dando repasos a cada uno de los puntos importantes para asegurarse de que el mensaje que se ha querido ofrecer a través del ensayo, llegue adonde tiene que llegar.

    Básicamente, lo que se conoce como la introducción y la conclusión, siempre van a asumir un determinado orden de aparición, las demás partes, como por ejemplo el contexto, los contraargumentos, las fuentes y la información bibliográfica, pueden formar parte de una sección aparte, independiente, o ser incluidas en un párrafo.

    Pero, al momento de definir mejor la estructura de un ensayo, resulta útil pensar en posibles respuestas a diversas preguntas que podría hacerse un lector, como por ejemplo:

    • ¿Qué? Esta es quizás la pregunta primaria que debería responder el ensayo después de la introducción. ¿Que evidencia nos puede  demostrar la veracidad del tema en cuestión?
    • ¿Cómo? Con esta pregunta se nos ratifica si la tesis que ha sido planteada puede resistir los embates de eventuales objeciones o contraargumentos que puedan ser cuestionados por el lector.
    • ¿Por qué? Con esta pregunta se va a dar una justificación a la interpretación que el autor ha  presentado a lo largo del ensayo.

    El autor, en base a las respuestas que dé a estas preguntas, podrá a su vez organizar sus contenidos, preparar una introducción adecuada para su ensayo, elaborar el desarrollo (que podría estar dividido en secciones o capítulos breves, según lo requiera el tema) y el cierre o conclusión.

    Siguiendo esta secuencia el autor logra dar a sus lectores un ensayo fácil de decodificar.

    Sin embargo, se debe tener presente que los ensayos son considerados unidades textuales, por lo que por lo general no se esquematizan, y en muy contadas ocasiones se hace necesario dividirlo en partes. Un ensayo en si no es más que un discurso escrito de manera fluida.

    ¿Cuáles son los errores más frecuentes al elaborar un ensayo?

    • Cuando se elabora un ensayo, en especial si se trata de un ensayo de tipo académico, puede suceder que el autor, al tratar de citar fuentes de información (ya sean bibliográficas o científicas) que apoyen su teoría, termina ofreciendo al lector una tesis descriptiva y no una tesis argumentativa, como es lo esperado.
    • El autor debe realizar sus argumentos de una manera personal, pero debe contar con un aval que le confiera confiabilidad. También puede hacer uso de los diversos recursos discursivos, como pueden ser las anécdotas, las citas, las definiciones, los recuerdos.
    • Al realizar un ensayo, se debe prestar especial atención a no terminar confundiendo este con una tesis de grado, o con una monografía; ya que la estructura entre unos y otros es  de diferente tipo(más  o menos formal, más o menos extensa, más o menos libre, según sus géneros y contenidos).

    ¿Cuáles son las funciones de un ensayo?

    • Argumentar. El argumento es la base, la estructura en si de un determinado razonamiento. Al hablar acerca de un tema, explicándolo, se emplean argumentos, tanto a favor como en contra. La argumentación se hace necesaria para llegar a una conclusión.
    • Demostrar. A través de los argumentos el autor logra demostrarle al lector que el razonamiento que ha expuesto, puede ser comprobado, que es verdadero.
    • Persuadir. Luego de la demostración de un razonamiento convincente, el ensayista puede seducir con su habilidad al lector persuadiéndole de que el razonamiento que ha presentado es demostrable, verdadero y concluyente.

    Breve historia del ensayo

    Se estima que el ensayo surgió en la civilización griega donde el autor elaboraba los ensayos como ejercicios para generar nuevos conocimientos a raíz de los conocimientos previamente establecidos.

    En la civilización grecorromana el ensayo fue evolucionando. De esta época se habla de Seneca y Plutarco como los exponentes más destacados.

    Se dice que en el Oriente, especialmente en Japón, este género llego a desarrollarse  aun antes que en Europa se practicara. Los ensayos de Yoshida Kenko son los más destacados.

    En Europa surgió durante el Renacimiento, siendo su representante más destacado Michael de Montaigne, además de Francis Bacon.

    En Latinoamérica, los ensayos se basaron en temas que presentaban un interés político y social, además de literarios. Entre los más destacados se encuentran: Jorge Luis Bores, José Carlos Mariátegui, Mariano Picón Salas, Octavio Paz

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir